El shinai del sensei

Empezamos hoy a traducir, con su permiso, algunos de los interesantes posts del dojo Nanseikan de Melbourne, Australia. El autor del blog de Nanseikan es su instructor Ben Sheppard: son reflexiones surgidas directamente de la enseñanza y la práctica diaria, y vienen a demostrar, entre otras cosas, que lo que nos intriga y seduce del kendo trasciende fronteras. Incluso hemisferios.

Traducimos uno de los últimos posts del blog del dojo Nanseikan. No es la primera vez que se habla aquí (ni en toda la kendored) sobre shinais, pero uno no deja de conocer nunca su herramienta. Y por otro lado, este post no va sólo sobre shinais, sino sobre mucho más. El bambú (o el carbono) habla.

Hace poco recibí un shinai que iba para mi sensei.

Pesaba bastante pero su mayor particularidad era la tsuka, muy estrecha. Esto, unido a que se trata de un koto shinai, suponía mucho peso en la punta. De hecho era muy dificil de empuñar con rapidez. No me fue mal en los suburi básicos, pero tan pronto empecé a utilizarlo en situaciones dinámicas donde no me concentraba sólo en el corte acabé agotado increíblemente rápido. De hecho, agotado y frustrado, porque mis cortes nunca terminaban donde yo quería que lo hicieran.

Recientemente hemos tenido visita en Melbourne de algunos jóvenes y consumados sensei de Japón. Estos kenshi tienen una velocidad increíble y una sorprendente variedad técnica para cada situación. Preferían shinais jissengata o dobari, con la punta más ligera. También hacen un montón de suburi e igualan el entrenamiento con peso para desarrollar la velocidad y la fuerza muscular. Pueden cortar en cualquier ángulo y con cualquier ritmo. He aprendido mucho de estos jóvenes sensei sobre niveles de compromiso con el entrenamiento y de cuánto esperar de uno mismo.

A la luz de su influencia me sorprendí dándole vueltas a este shinai de mi profesor. Él no es mucho más fuerte que yo, de hecho sus antebrazos son más bien flacuchos. Estoy seguro de que tiene “musculatura kendoka” escondida, pero en general debe de resultarle tan difícil como a mí blandir rápidamente ese shinai.

Pensé entonces lo difícil que tiene que ser para alguien cortar en toda clase de posiciones y ritmos cuando tú estás tratando de lograr un solo corte. Requiere una enorme cantidad de confianza y fe en uno mismo. Puede que esto sea en realidad lo que me falta: había empezado a creer que el estilo de mi sensei era muy correcto y tradicional, pero estos jóvenes sabían ya perfectamente de qué va esto. Pensando en ello de nuevo, me doy cuenta de que su kendo es muy visual, mientras el de mi sensei es mínimo, casi subliminal. Mientras sus técnicas te dejan sabiendo sin duda que te han ganado, con el sensei a menudo te ocurre que te deja pensando ¿qué acaba de pasar?

El sensei, como es obvio, cree firmemente en su forma de hacer, tanto que compra shinais adecuados sólo a esta forma. No le tienta el éxito del kendo potente de estos chicos. Con su tipo de shinai no podría hacer ese kendo; sólo el suyo. Para mí, esto demuestra gran confianza, pero de nuevo miro a mi profesor y a los jóvenes kanshi japoneses desde abajo. Todos parecen invencibles para mí. Desde su posición, Sensei puede ver las debilidades de su kendo y de este modo no se siente tentado, como yo me sentiría, de imitarles.

¿Y de qué va todo esto? Pues de unas cuantas cosas:

  • Aprende de otros, pero no te des mucha prisa en descartar lo que sabes.
  • Es difícil percibir las motivaciones de los que están por encima de nosotros.
  • La forma y el peso de un shinai puede inspirar confianza en otros…
  • … y también puede personificar el kendo que decides hacer.

Fuente original en inglés

(C)  Texto e imágnes de Ben Sheppard. Todos los derechos reservados

Anuncios

“This is kendo”: hipertexto, transmedia y libro dentro de libro

Recupero estos dos posts que escribí hace más de dos años para Noticias Transmedia sobre el proceso de traducción al español de This is kendo, de Sasamori & Warner. La edición digital de esta versión, que regalamos a Emilio Gómez sensei durante el II Campeonato de España de Iaido, se encuentra disponible aquí en pdf y aquí en ePub bajo licencia Creative Commons. No poseo derechos sobre la obra, de tal modo que se trata sólo de un documento para uso personal.

En el post anterior traté de describir el proceso y las decisiones que me llevaron de hacer una traducción de uso interno a reeditar el manual completo utilizando hipermedia. Dejé para hoy los diferentes capítulos.

La primera parte de This is Kendo trata sobre historia y conceptos: con ella usé mapas y entradas de referencia. La segunda parte, dedicada a las técnicas, requería una aproximación diferente: una vez descrita e ilustrada la técnica, no es necesario ampliar texto. El recurso que necesitábamos era, obviamente, el vídeo.

mentsuke

esto es kendo

En ambos casos el problema principal era el criterio de selección. Cada vínculo tenía que ser cotejado:

las fuentes debían tener un reconocimiento similar al de los autores o no habría diferencia con las addendas amateurque yo misma decidí no incluir. Obviamente, un mapa de las prefecturas de Japón de Wikimedia no deja espacio a la duda, pero con la Batalla de Sekigahara surgían al menos tres problemas:

¿A qué fuente llamar?

¿Escoger el idioma inglés (¡o japonés!) cuando estamos traduciendo al español?

Y sobre todo: ¿conviene enlazar o no la referencia? Un exceso de enlaces podía convertirse en ruido.

La primera pregunta se resolvió utilizando una fuente genérica (Wikipedia) para las referencias genéricas: mapas y periodos históricos. Si el artículo de Wikipedia en español estaba wikificado, se prefería a la entrada en inglés: después de todo cada entrada en español refiere a la correspondiente inglesa. En caso de no existir la entrada, se utilizaba el artículo en inglés.

Para las referencias específicas, nombres de personalidades, armas, y escuelas marciales antiguas, busqué un repositorio específico. Afortunadamente, desde hace años existe Samurai Archives, un proyecto colaborativo sobre Historia del Japón que tiene su propio wiki. Precisamente, acaban de protestar en Twitter del trasvase de sus archivos a Wikipedia sin acreditación: de nuevo el problema de la autoridad de las fuentes. No había resuelto el dilema del idioma, pero siendo los Archives la fuente más completa de la Red, preferí dar a los lectores la oportunidad de leer los artículos; y si lo necesitaban siempre podrían usar un traductor web.

El caso de las personalidades requería otra reflexión: es básico para un kendoka saber quién era Miyamoto Mushashi, pero no Suiko Tenno… aunque por el mismo motivo es mucho más probable que los lectores de este libro sepan ya lo primero y no lo segundo. Para no saturar limité las referencias a un enlace, salvo en nombres fundamentales.

Vídeo

El problema de la autoridad de la fuente se manifestó de verdad con los vínculos a vídeo. Hay 9000 entradas en Youtube con el descriptor “kendo”. El trabajo consistía en evaluar técnicamente la imagen y la calidad de la ejecución del ejercicio. Afortunadamente, hay dos documentales disponibles legalmente en el tubo: la serie producida por la Federación Japonesa, máximo organismo del kendo (y actualmente descatalogada); y Perfect Master, ella misma un producto multimedia: cinco libros y DVD dirigidos por Masashi Chiba sensei, maestro reconocido internacionalmente.

Como curiosidad, añadí dos documentos históricos rodados en los años 30 y puestos en la red por aficionados japoneses, sobre los últimos Décimo Dan: un grado que actualmente no consta en poder de ningún kendoka.

Lamentablemente, por cuestiones de derechos no pudimos incluir ningún vídeo de la innumerable cantidad de cine y obras de ficción relacionadas con los personajes de este libro, tan sólo referencias editoriales y links IMDB. Una falta que espero no sufran otros proyectos en el futuro.

Libros dentro de un libro

y esto también

La bibliografía original de 1964 tuvo que ser ampliada y revisada, al no existir ni siquiera copias disponibles de algunos libros previos a la Segunda Guerra Mundial. Me encontré ahí con la sorpresa de que otros dojos (escuelas) de Europa habían intentado recopilar algunos de estos textos y traducirlos: The Kendo Reader (“Manual de kendo”) disponible gratuitamente en la web del centro Yaegaki-kai de Bruselas, es una traducción del primer manual moderno, publicado en 1939.

De esta manera, con algunas referencias no enlazamos entradas, sino obras completas disponibles en línea. El caso del profesor Eduardo Camps, de la Universidad Central de Venezuela, o de obras literarias de dominio público: Kojiki, el equivalente japonés al cantar de gesta. Y nuevamente la dificultad de la autoridad: decidí no incluir las versiones en línea del Libro de los Cinco Anillos,el texto canónico de la espada japonesa (1645), al no tener ninguna de ellas referencias de traducción (en algunas ni siquiera figura el traductor). Sin embargo, la edición clásica en papel goza de confianza y es perfectamente asequible.

Por último, quedaba por decidir cómo volcar toda la información hipermedia al papel. El procedimiento fue tan sencillo como convertir las referencias a direcciones fáciles de recordar utilizando tinyurltinyurl.com/prefecturas,tinyurl.com/kojikiESP.

Los formatos en los que hemos decidido distribuir el trabajo son PDF y EPUB, para abarcar todo el espectro ordenador-ereader-tablet. Se ha hecho una tirada limitada en papel y DVD conmemorativa del Campeonato de España de Iaido 2010, para regalar a nuestros profesores; y queda por resolver si la distribución del trabajo será proactiva o reactiva; algo bastante complejo, teniendo en cuenta que hablamos de una obra que no tiene compromiso de publicación en España, y cuya última edición original data de 1989, sin que haya vuelto a reimprimirse. ¿Querría algún organismo secuestrar el trabajo, o por el contrario, serviría para que una editorial decidiera hacerse cargo de este trabajo, una vez hecho pro bono?

En cualquier caso, si haces kendo y deseas un ejemplar para tu escuela, pídenoslo.

“Esto es kendo”: ensayo hipermedia

Recupero estos dos posts que escribí hace más de dos años para Noticias Transmedia sobre el proceso de traducción al español de This is kendo, de Sasamori & Warner. La edición digital de esta versión, que regalamos a Emilio Gómez sensei durante el II Campeonato de España de Iaido, se encuentra disponible aquí en pdf y aquí en ePub bajo licencia Creative Commons. No poseo derechos sobre la obra, de tal modo que se trata sólo de un documento para uso personal.

Lo que sigue es una reflexión sobre una experiencia directa y el proceso que me ha llevado de una traducción al español a una edición hipermedia.

This is kendo (1964) es el primer manual contemporáneo en inglés sobre esgrima japonesa, que practico desde hace algunos años. La oportunidad de traducirlo surgió para conmemorar un Campeonato Nacional cuya organización ha recaído en mi escuela, ya que ni uno de los textos fundamentales de la disciplina tiene versión en español.

En principio se trataba de compensar la falta, convertir un texto en inglés, y maquetarlo adecuado al uso por estudiantes y profesores. La idea de ampliar el contenido utilizando hipertexto surgió de la primera dificultad al traducir: el texto tiene 46 años y los campeonatos, el arbitraje, y sobre todo la forma de enseñar han cambiado.

Campeonato de kendo de Madrid 2011

Esto es kendo

La traducción se convirtió entonces en edición, y por la necesidad de incluir actualizaciones de referencia, pensé directamente en multimedia: pude haber ampliado yo misma los epígrafes, pero una dificultad del trabajo era conciliar la puesta al día con el respeto por el original (y ya saben, por partida doble si hablamos de arte marcialbudosenseis y esas cosas). Lo más apropiado era referir con materiales rastreables, reconocidos, y que pasaran a formar parte integral del propio texto, pero identificados como parte de la edición.

Quizá resulte pretencioso hablar de este trabajo como proyecto transmedia (háganse cargo, es el primero que edito). De entrada, no se trata de literatura sino de divulgación. Tampoco tengo clara la diferencia entre Transmedia y el “primitivo” concepto de Hipermedia, que es donde enmarcaría esta edición: hablamos de una obra ampliada, no una obra de la que deriven otras (de esto precisamente trata este post).

Paseo por Unter der Linden

y esto también

Y éste ha sido precisamente el problema principal del trabajo: la imposibilidad de derivar obra para ampliar capítulos. La traducción, por supuesto, está restringida al uso interno de las escuelas de kendo del Estado, gratuitamente, con licencia CC y condicionada a que alguna editorial rescate la última edición, de 1989, y la ponga a la venta en español. Pero está el problema del control de los derechos; y por otro lado, la propia autoridad de los creadores, dos de los esgrimistas más importantes del s. XX. Los límites de la derivación parecen menos definidos, y sobre todo menos flexibles, que en otras obras de creación.

El libro consta de dos partes, una de aproximación histórica y otra técnica. El tipo de material que cada una necesitaba era diferente, aunque de los criterios de selección hablaré en un segundo post si ustedes me dejan.

¡A estudiar el Bokuto Kihon!

Empezamos hoy a traducir, con su permiso, algunos de los interesantes posts del dojo Nanseikan de Melbourne, Australia. El autor del blog de Nanseikan es su instructor Ben Sheppard: son reflexiones surgidas directamente de la enseñanza y la práctica diaria, y vienen a demostrar, entre otras cosas, que lo que nos intriga y seduce del kendo trasciende fronteras. Incluso hemisferios. Con la memoria del último curso de kendo de Takizawa sensei en Madrid todavía caliente, traducimos un nuevo post de Ben Sheppard dedicado al Bokuto Ni Yoru Kihon Waza Keiko Ho. Forma parte del programa de seis semanas para principiantes que el dojo Nanseikan imparte dos veces al año. Durante el curso se trabaja con el Bokuto Kihon como base; por tanto, Sheppard se dirije a sus nuevos alumnos.


Este es un vídeo de la ZNKR con los nueve kata del Bokuto Kihon al completo. Está en japonés pero deberíais ser capaces de reconocer las secuencias que ya habéis practicado; y como podéis ver por la captura de pantalla, hay rótulos con el número de cada kata. El de la captura dice “Kihon Cinco: Nuki Waza”. Debajo describe los ataques: “Men Nuki Do (migi do)”. O lo que es lo mismo: golpe en la cabeza que es contraatacado escapando por debajo [lit] cortando el torso del oponente por la derecha.

En este vídeo falta el Kakarite (atacante) cantando los nombres de los kata al principio: “¡Kihon Go! ¡Kihon Yon!”.

El nombre completo de esta serie de katas es Bokuto Ni Yoru Kihon Waza Keiko Ho, que significa “método de práctica que utiliza espada de madera para trabajar técnicas fundamentales”. Lo llamamos Bokuto Kihon para acortar. Esta es una lista de la secuencia completa:

  • Kihon ichi — kihon uchi waza: men, kote, do, tsuki (cortes básicos)
  • kihon ni — ni dan waza: kote-men (técnicas de dos pasos)
  • kihon san — harai waza: harai-men (técnica de ruptura)
  • kihon yon — hiki waza: men-taiatari-hiki-do (técnicas moviéndose hacia atrás)
  • kihon go — nuki waza: men-nuki-do (técnicas “escapando” o “atravesando”)
  • kihon roku — suriage waza: kote suriage men (técnica deslizando el shinai hacia arriba)
  • kihon nana — debana waza: debana kote (técnica de anticipación)
  • kihon hachi — kaeshi waza: men kaeshi do (técnica de respuesta)
  • kihon kyu — uchiotoshi waza: do uchiotoshi men (técnica derribando el shinai)

Fuente original en inglés

(C)  Ben Sheppard. Todos los derechos reservados