Nos hemos ido

Desde hoy publicamos en quehacesQUE.es

Que no nos pase nada.

Anuncios

Lárgame un cilindrín, kendoka

La compañía es (era) la británica Wills. Querían vender un tabaco suave y delicado como la seda. Viril como un guerrero. Lejano como el Sol Naciente. Querían vender aquello que, como la propia compañía, casi a punto de cerrar, estaba ya desapareciendo. Querían vender el Imperio.

wills cigars

Nos encontramos en este anuncio nostalgia doble. Una marca familiar que, como en España la Mirinda o los Celtas, no existe más que como icono; un elemento cultural imposible ya a todos los efectos: la publicidad de tabaco. En Gran Bretaña las restricciones comenzaron en 1970, por lo que probablemente nos encontremos ante una de las últimas campañas de la casa (máxime si tenemos en cuenta que desapareció en 1988). Wills forma parte ahora del coleccionismo vintage, y por anuncios como este se llegan a pagar cantidades importantes.

Si el whisky Suntori nos vendía un tortazo en la cabeza en forma de men, el kendoka de Wills nos vende reposo del guerrero. Una vez conquistado Oriente (porque, observemos, el tipo es lo más anglo que podían encontrar), se quita el bogu y se echa un cigarrito, que se lo ha ganado:

El kendo va más allá de cortar la cabeza de tu adversario, eso se da por descontado. El verdadero arte recae en mantener la calma, una actitud filosófica mientras cortas. Y en Will’s estamos muy satisfechos de comprobar que nuestro hombre puede relajarse y fumarse un cigarro entre combate y combate. ¿Y por qué no? Después de todo, los cigarrillos Will’s son suaves y están hechos para fumar sólo cuando te apetece, por un precio justo. […] Porque Will’s sabe para quién hace sus cigarros: pregúntale a cualquier miembro del bugoku kwai.

No tengo ni idea de qué es el Bugoku Kwai: después de un rato en Google Images mientras se enfriaba la crema de calabacín cotejar varias fotografías, he acabado concluyendo que el modelo podría ser Alan Tattersall, hoy Iaido hachi (8) dan hanshi, pues el perfil es similar. Tattersall no practica kendo, pero es representante designado en Gran Bretaña del Nippon Butokukai.

En realidad más que un Anjin san llegado a Cipango, este señor en actitud casual parece haberse calzado el bogu por primera vez y con las mismas ponerse a repartir bambú. Frente a las asunciones de Oriente por parte de otras manifestaciones publicitarias del budo, aquí nos encontramos con un conquistador. Si no puedes vencerle, únete a él. Déjate colonizar. Es más guapo, más alto, es blanco y hace lo tuyo mejor que tú. El matiz es que las colonias ya eran independientes y el mundo estaba dominado, para cuando se imprimió este anuncio, por una antigua colonia, los Estados Unidos. A lo lejos, Cipango se preparaba para su particular conquista de Europa en los 80. Su maestría es una ilusión. Puede que él lo sepa, puede que el próximo vaya a ser su último keiko. Puede que en Will’s también lo supieran, y antes de cerrar para siempre se echaron un piti.

Este post existe gracias a la generosidad de Nico, del dojo Kendo Tenerife Santa Cruz.

“This is kendo”: hipertexto, transmedia y libro dentro de libro

Recupero estos dos posts que escribí hace más de dos años para Noticias Transmedia sobre el proceso de traducción al español de This is kendo, de Sasamori & Warner. La edición digital de esta versión, que regalamos a Emilio Gómez sensei durante el II Campeonato de España de Iaido, se encuentra disponible aquí en pdf y aquí en ePub bajo licencia Creative Commons. No poseo derechos sobre la obra, de tal modo que se trata sólo de un documento para uso personal.

En el post anterior traté de describir el proceso y las decisiones que me llevaron de hacer una traducción de uso interno a reeditar el manual completo utilizando hipermedia. Dejé para hoy los diferentes capítulos.

La primera parte de This is Kendo trata sobre historia y conceptos: con ella usé mapas y entradas de referencia. La segunda parte, dedicada a las técnicas, requería una aproximación diferente: una vez descrita e ilustrada la técnica, no es necesario ampliar texto. El recurso que necesitábamos era, obviamente, el vídeo.

mentsuke

esto es kendo

En ambos casos el problema principal era el criterio de selección. Cada vínculo tenía que ser cotejado:

las fuentes debían tener un reconocimiento similar al de los autores o no habría diferencia con las addendas amateurque yo misma decidí no incluir. Obviamente, un mapa de las prefecturas de Japón de Wikimedia no deja espacio a la duda, pero con la Batalla de Sekigahara surgían al menos tres problemas:

¿A qué fuente llamar?

¿Escoger el idioma inglés (¡o japonés!) cuando estamos traduciendo al español?

Y sobre todo: ¿conviene enlazar o no la referencia? Un exceso de enlaces podía convertirse en ruido.

La primera pregunta se resolvió utilizando una fuente genérica (Wikipedia) para las referencias genéricas: mapas y periodos históricos. Si el artículo de Wikipedia en español estaba wikificado, se prefería a la entrada en inglés: después de todo cada entrada en español refiere a la correspondiente inglesa. En caso de no existir la entrada, se utilizaba el artículo en inglés.

Para las referencias específicas, nombres de personalidades, armas, y escuelas marciales antiguas, busqué un repositorio específico. Afortunadamente, desde hace años existe Samurai Archives, un proyecto colaborativo sobre Historia del Japón que tiene su propio wiki. Precisamente, acaban de protestar en Twitter del trasvase de sus archivos a Wikipedia sin acreditación: de nuevo el problema de la autoridad de las fuentes. No había resuelto el dilema del idioma, pero siendo los Archives la fuente más completa de la Red, preferí dar a los lectores la oportunidad de leer los artículos; y si lo necesitaban siempre podrían usar un traductor web.

El caso de las personalidades requería otra reflexión: es básico para un kendoka saber quién era Miyamoto Mushashi, pero no Suiko Tenno… aunque por el mismo motivo es mucho más probable que los lectores de este libro sepan ya lo primero y no lo segundo. Para no saturar limité las referencias a un enlace, salvo en nombres fundamentales.

Vídeo

El problema de la autoridad de la fuente se manifestó de verdad con los vínculos a vídeo. Hay 9000 entradas en Youtube con el descriptor “kendo”. El trabajo consistía en evaluar técnicamente la imagen y la calidad de la ejecución del ejercicio. Afortunadamente, hay dos documentales disponibles legalmente en el tubo: la serie producida por la Federación Japonesa, máximo organismo del kendo (y actualmente descatalogada); y Perfect Master, ella misma un producto multimedia: cinco libros y DVD dirigidos por Masashi Chiba sensei, maestro reconocido internacionalmente.

Como curiosidad, añadí dos documentos históricos rodados en los años 30 y puestos en la red por aficionados japoneses, sobre los últimos Décimo Dan: un grado que actualmente no consta en poder de ningún kendoka.

Lamentablemente, por cuestiones de derechos no pudimos incluir ningún vídeo de la innumerable cantidad de cine y obras de ficción relacionadas con los personajes de este libro, tan sólo referencias editoriales y links IMDB. Una falta que espero no sufran otros proyectos en el futuro.

Libros dentro de un libro

y esto también

La bibliografía original de 1964 tuvo que ser ampliada y revisada, al no existir ni siquiera copias disponibles de algunos libros previos a la Segunda Guerra Mundial. Me encontré ahí con la sorpresa de que otros dojos (escuelas) de Europa habían intentado recopilar algunos de estos textos y traducirlos: The Kendo Reader (“Manual de kendo”) disponible gratuitamente en la web del centro Yaegaki-kai de Bruselas, es una traducción del primer manual moderno, publicado en 1939.

De esta manera, con algunas referencias no enlazamos entradas, sino obras completas disponibles en línea. El caso del profesor Eduardo Camps, de la Universidad Central de Venezuela, o de obras literarias de dominio público: Kojiki, el equivalente japonés al cantar de gesta. Y nuevamente la dificultad de la autoridad: decidí no incluir las versiones en línea del Libro de los Cinco Anillos,el texto canónico de la espada japonesa (1645), al no tener ninguna de ellas referencias de traducción (en algunas ni siquiera figura el traductor). Sin embargo, la edición clásica en papel goza de confianza y es perfectamente asequible.

Por último, quedaba por decidir cómo volcar toda la información hipermedia al papel. El procedimiento fue tan sencillo como convertir las referencias a direcciones fáciles de recordar utilizando tinyurltinyurl.com/prefecturas,tinyurl.com/kojikiESP.

Los formatos en los que hemos decidido distribuir el trabajo son PDF y EPUB, para abarcar todo el espectro ordenador-ereader-tablet. Se ha hecho una tirada limitada en papel y DVD conmemorativa del Campeonato de España de Iaido 2010, para regalar a nuestros profesores; y queda por resolver si la distribución del trabajo será proactiva o reactiva; algo bastante complejo, teniendo en cuenta que hablamos de una obra que no tiene compromiso de publicación en España, y cuya última edición original data de 1989, sin que haya vuelto a reimprimirse. ¿Querría algún organismo secuestrar el trabajo, o por el contrario, serviría para que una editorial decidiera hacerse cargo de este trabajo, una vez hecho pro bono?

En cualquier caso, si haces kendo y deseas un ejemplar para tu escuela, pídenoslo.

Los viernes geiko: Begin Japanology

Hay dos series fundamentales sobre Japón: una es Japanorama (BBC3); la otra es Begin Japanology de la NHK, la televisión pública japonesa. La primera da una vuelta de tuerca con muy mala leche al socorrido y cansino Joderquérarossonlosjaponeses: si lo que buscas es el Japón más desconcertante, necesitas ver a Jonathan Ross. Su serie te explicará algunas cosas, como que las rarezas de los japoneses lo son por culpa de presentaciones pueriles y descontextualizadas, y que si te va ese rollo a lo mejor el rarito eres tú.

Begin Japanology, por el contrario, es pura divulgación vocacional. Minuciosa, muy simple en sus elementos narrativos, clara y profundamente exhaustiva. O lo que viene a ser lo mismo: japonesa. Lleva seis temporadas acercando a los occidentales elementos de la vida en Japón como el Sumo, las aves, el MUSGO, las bicicletas, la matemática tradicional,  los cuchillos de cocina o los retretes. Su episodio 58 lo dedica al kendo:

El episodio sigue la narrativa de la serie: una presentación del concepto, en este caso el kendo como arte marcial, digamos técnica o descriptiva; una perspectiva histórica para contextualizarlo; diferentes cortes “en vivo” (hoy Men Kaeshi Do) y un enfoque al contexto en el Japón actual, que suele ser mi parte favorita de cada episodio.

En este caso se concentra sobre el día a día de Toshimitsu Takamiya, entonces (el capítulo se emitió en 2009) estudiante en la Universidad de Osaka. Takamiya destaca entre sus compañeros y compañeras, además de por su habilidad como budoka, por su diversidad funcional. Siendo manco, trabaja siempre katate y Jodan. De hecho esta es lamentablemente la única ocasión en la que Begin Japanology se acerca a la diversidad funcional en sus siete años de recorrido por la sociedad nipona.

Toshimitsu Takamiya (ahora Takamiya sensei) sigue en la Universidad de Ciencias de la Salud de Osaka, ahora como profesor. Este es uno de sus últimos shiais, en el Campeonato Nacional de Profesores 2012.

Cinco pensamientos antes de un examen

Después de tanto tiempo desaparecida por esto lares hago una aparición estelar antes de que algún proyecto me secuestre. Y es que este fin de semana es el V Campeonato de España de Iaido: mi curso número… X (ya no los cuento); mi examen de Shodan, que es en realidad el segundo examen de iaido que he hecho en mi vida… ¡debería estar de los nervios!

Todavía recuerdo mi primer examen (en mi primer Huesca de paso sea dicho) cuando llevaba algo menos de un año en el dojo y mis compañeros hacían apuestas sobre el grado que me darían, y decían que si no lo sacaba me dejarían de hablar. Eso eran ánim0s. La noche de antes me iba pronto a la cama por eso de que al día siguiente me examinaba y habría que descansar… hasta que me pillaron por banda y me dijeron: “de eso nada: ¡a trasnochar!”

Cuando hablamos de Huesca hablamos de ESTO

Pero volvamos al presente y centrémonos en el examen, que por cierto, ya no puedo retrasar más. No puedes quedarte eternamente en una categoría de grado en iaido si quieres competir. Y empiezas a pensar, aunque no quieras. ¿Qué ropa me voy a poner? ¿Cómo me voy a peinar? ¿Qué brebaje habrá traído esta vez Villa? ¡Que no es una chorrada! La presencia es muy importante para un iaidoka, ¿que no? (eso ponía en el Hagakure xD)

Bueno, y ahora que nadie sigue leyendo esto… también piensas otras cosas. Esas que siempre dices que no piensas, que estás muy relajada y todo eso.

1.- Técnica: Recuerda, esto no es competición. No te precipites, tienes TODO el tiempo del mundo, pero con fluidez y sin recrearte demasiado.

2.- Kata: ¿Sale tu kata preferido? Crécete. ¿Sale tu peor kata? Relájate, visualízalo, hazlo despacio y lo mejor que sepas.

3.- Reiho: la clave para los nervios. Respira, cálmate, no pienses, sólo hazlo como siempre haces.

4.- Metsuke: ¡No te olvides de la mirada! Eso de cortar a lo loco aquí no se prima.

5.- Saya Biki: ¡Esa mano izquierda, demonios! ¿¡Qué pasa, que te quieres cargar la saya? [y no miro a nadie] Tira bien fuerte para desenfundar y ejecutar bien el corte, como si de una cobra al morder se tratase.

No son precisamente pensamientos, pero son cosas que tener en la cabeza antes de entrar al shiai. Sólo pienso que todos nos sentimos igual en cierta medida cuando pisamos el tatami y vemos que se acerca La Hora; unos están nerviosos, otros sólo tienen ganas de que todo acabe; incluso hay otros que sólo piensan en irse a la cama a pasar la resaca ;). Pero te salga bien o mal nada va a cambiar. Mañana será otro día en el dojo entrenando.

… y como no hay viernes sin vídeo, si asistís al Campeonato de España podréis ver en vivo cosas como esta.