Hemos visto: historiajaponesa.com

Hace tres años, traduciendo This is kendo, tuve que echar mano en varias ocasiones de Samurai Archives para los hipertextos. Samurai Archives es probablemente el mejor repositorio sobre Historia antigua de Japón, pero cuando lo que tienes entre manos es poner un documento en inglés a disposición del público hispano, remitir a un recurso íntegramente en inglés resulta un tanto contradictorio.

Si tuviera que hacer la traducción ahora, mi referencia primaria sería Historiajaponesa.com, que descubrí gracias a una recomendación en Twitter. 

Hace tres años, traduciendo This is kendo, tuve que echar mano en varias ocasiones de Samurai Archives para los hipertextos. Samurai Archives es probablemente el mejor repositorio sobre Historia antigua de Japón, pero cuando lo que tienes entre manos es poner un documento en inglés a disposición del público hispano, remitir a un recurso íntegramente en inglés resulta un tanto contradictorio.  Si tuviera que hacer la traducción ahora, mi referencia primaria sería Historiajaponesa.com, que descubrí gracias a una recomendación en Twitter.     Si bien no es posible comparar ambos sitios (Samurai Archives es un proyecto colectivo, de carácter fundamentalmente documental, mientras que HistoriaJaponesa es un blog), Historia Japonesa cubre un hueco que durante años ha ido quedando a medias: divulgar  el pasado japonés en español conservando la informalidad pero con rigor académico. Como podéis comprobar en la captura, tiene tres valores fundamentales: los artículos sobre las relaciones hispano-japonesas, la desmitificación de los momentos legendarios y la claridad de la información. Contiene bibliografía general (además de las referencias por artículo), glosario y tabla de periodización. Está bien escrito, lo cual es de agradecer. Y además escribe sobre salsa Kikkoman, lo cual lo convierte en un imprescindible, porque todo es mejor con Kikkoman y vosotros lo sabéis.  Detrás de esto está Jonathan L. Shinzô, un casi-casi-historiador catalán especializado en el periodo Tokugawa. Empezó como empezamos todos: diciendo "me voy a hacer un blog". Shinzô es cofundador y coordinador de la revista electrónica de estudios de Asia Oriental Asiadémica. Ambas publicaciones son bilingües español-catalán y sus artículos descargables para leer en papel o tablet (¿véis por qué tenéis que compraros un Kindle?).

Si bien no es posible comparar ambos sitios (Samurai Archives es un proyecto colectivo, de carácter fundamentalmente documental, mientras que HistoriaJaponesa es un blog), Historia Japonesa cubre un hueco que durante años ha ido quedando a medias: divulgar  el pasado japonés en español conservando la informalidad pero con rigor académico.

Como podéis comprobar en la captura, tiene tres valores fundamentales: los artículos sobre las relaciones hispano-japonesas, la desmitificación de los momentos legendarios y la claridad de la información. Contiene bibliografía general (además de las referencias por artículo), glosario y tabla de periodización. Está bien escrito, lo cual es de agradecer. Y además escribe sobre salsa Kikkoman, lo cual lo convierte en un imprescindible, porque todo es mejor con Kikkoman y vosotros lo sabéis.

Detrás de esto está Jonathan L. Shinzô, un casi-casi-historiador catalán especializado en el periodo Tokugawa. Empezó como empezamos todos: diciendo “me voy a hacer un blog”. Shinzô es cofundador y coordinador de la revista electrónica de estudios de Asia Oriental Asiadémica. Ambas publicaciones son bilingües español-catalán y sus artículos descargables para leer en papel o tablet (¿véis por qué tenéis que compraros un Kindle?).

Anuncios

Hemos visto: Koryu.com

Muchos siguen convencidos de kendo equivale a samurai, cuando si atacáramos de ese modo con espadas en lugar de con bambú, el “duelo” tendría más pinta de suicidio a dos que de otra cosa y duraría poco.

Evitar esta confusión, o paliarla al menos, fue a grandes rasgos el punto de partida del Iaido moderno y el Kendo no kata. Aunque no a todos les guste reconocerlo, el Seitei Iai es una base desde la que experimentar el tener una espada real entre manos. El proceso natural suele desembocar en el aprendizaje de una escuela antigua o koryu.

Lo normal es que te acabes integrando en el koryu que ya practica tu dojo. Se dan casos de turismo marcial, pero son los menos. Muchos acabamos cotilleando los koryus de otras escuelas por debajo de la puerta, y hay algún erudito que si pudiera las aprendería todas. Es en ese momento en que la curiosidad se ve desbordada por la complejidad de las escuelas y la abundancia de ruido cuando asoma en la pantalla Koryu.com.

Koryu.com es la evolución digital de Koryu Books, una editorial independiente fundada por los budokas Diane y Meik Skoss en Nueva Jersey. Tienen un catálogo muy limitado pero exhaustivo y selecto, cuyo título más importante sea probablemente Warrior Tradition, un ensayo bilingüe sobre Katori Shinto Ryu firmado por el propio Ritsuke Otake.

Salió a la red en 1996, lo que la convierte en la web de artes marciales tradicionales en inglés más antigua en activo. Koryu.com es la evolución digital de Koryu Books, una editorial independiente fundada por los budokas Diane y Meik Skoss en Nueva Jersey. Tienen un catálogo muy limitado pero exhaustivo y selecto, cuyo título más importante sea probablemente Warrior Tradition, un ensayo bilingüe sobre Katori Shinto Ryu firmado por el propio Ritsuke Otake.

Koryu.com es más bien un repositorio: una plataforma desde la que orientarse en el conocimiento del koryu de tu dojo, o ese que has visto o del que has leído algo que te ha llamado la atención. El objetivo de los editores es ofrecer sólo información veraz; en inglés para que sea accesible a gaijines y publicada únicamente después de haber sido convenientemente investigada y verificada. Tienen una guía de las distintas Ryu ha y también artículos en profundidad. Su listado de colaboradores es impresionante tanto por su extensión como por los nombres: Dave Lowry, Ellis Amdur son quizá los más conocidos en el mundo hispano.

Su área de estudio puede parecer restrictiva cuando les visitas las primeras veces, pues sólo se dedican a las escuelas antiguas, al Koryu Bujutsu. Con todo, es un campo enorme y prácticamente virgen en Occidente.

Una pega: su arquitectura de la información no es la mejor del mundo. Entrar en Koryu.com es casi como ponerse a leer un libro, y así lo han estructurado, con textos de introducción al principio y después índices onomásticos y referenciales. Bucear, sin embargo, resulta muy difícil y en ocasiones hay que echar mano de Google. Aun con todo, es un imprescindible si quieres saber qué hay tras la próxima esquina del camino.